Mapas destacados: El Templo Perdido

21/7/2017 | Blizzard Entertainment

Hemos localizado el Templo Perdido. ¿Podrás eliminar a tus oponentes y apoderarte de él?

Si jugaste el modo multijugador de StarCraft o StarCraft: Brood War en aquellos tiempos, es muy probable que hayas pasado muchas horas en cierto mapa selvático de cuatro bases con expansiones insulares en las esquinas. Si veías competencias de StarCraft entre 1999 y 2004, también es probable que hayas pasado mucho tiempo observando cómo los mejores jugadores del mundo manipulaban el terreno de ese mismo mapa para sacar ventaja. Hoy, con el lanzamiento de StarCraft: Remastered el 14 de agosto, el Templo Perdido regresa con todo. Sigue leyendo para conocer la historia de uno de los mapas más famosos de StarCraft: su creación, su paso a la fama y su influencia en la nueva generación de creadores de mapas.

La creación de un campo de batalla legendario

Los mapas originales de StarCraft, al igual que el resto del juego, se crearon con plazos muy estrictos hace casi veinte años. Cuando consultamos al diseñador principal Scott Mercer sobre la elaboración del Templo Perdido, se tomó un tiempo para pensar antes de responder.

“Estamos hablando de algo que sucedió hace casi veinte años”, explica. “Quizás me falle un poco la memoria”.

Mercer recuerda varias metas de diseño planteadas para el desarrollo del Templo Perdido y también para los otros mapas originales. El equipo quería crear campos de batalla que permitieran numerosas estrategias, que fueran únicos, que diesen la oportunidad de mejorar el desempeño y que fueran justos para las tres razas, y todo con un alto estándar de calidad artística.

Entre los mapas originales, el Templo Perdido posiblemente sea el que estuvo más cerca de alcanzar esas metas. Aún así, Mercer no esperaba que fuera un éxito tan rotundo. Puede decirse que el mapa es un microcosmos de StarCraft mismo: un producto artesanal que cobró vida propia.

¿Por qué es tan popular el Templo Perdido? Sus bases naturales (las expansiones más cercanas a las bases iniciales de los jugadores) de fácil acceso permiten que los competidores refuercen sus economías y lleguen a la fase intermedia de las partidas con muchas unidades. Las terceras bases que contienen solo minerales llevan al centro del mapa, y también acercan a los jugadores. Las expansiones insulares invitan a usar tácticas extrañas en las fases avanzadas de la partidas, y los abundantes riscos obligan a los competidores a jugar estratégicamente para desalojar a los defensores del terreno elevado.

“Creo que el centro del mapa es lo que la mayoría de la gente recuerda”, comenta el diseñador principal Matt Morris, que trabajó en el área de control de calidad de Blizzard durante el desarrollo de StarCraft. “Parece un templo alienígena, algo que apela a una fantasía de guerra galáctica... Y el mapa hace que los jugadores pasen por el centro, así que reciben un recordatorio visual del mundo alienígena en el que se encuentran mientras disfrutan de una experiencia de juego fantástica”.

Morris también señala que las expansiones insulares “escondidas” brindan opciones estratégicas a los jugadores. “Puedes expandirte e ir hacia ellas, pero debes estar atento en caso de que tu adversario haga lo mismo, así que debes explorar y vigilar”.

Pero quizás la parte más interesante del Templo Perdido es la proximidad (aérea) de los pares de bases al sur y al norte. En estas posiciones tan cercanas se dieron las jugadas más delirantes de los primeros días del juego competitivo de Brood War.

Enfrentamientos épicos en un mundo lejano

En una repetición legendaria, Lim ‘BoxeR’ Yo Hwan combatió contra un jugador desconocido en el sur del Templo Perdido. BoxeR construyó cuatro cuarteles en el borde de su base al principio de la partida. Y lo que pasó después... Quizás prefieras verlo con tus propios ojos:

Hacer volar cuatro estructuras de producción hasta la base enemiga y producir unidades en masa es exactamente el tipo de ideas locas con las que BoxeR obtuvo infinidad de victorias ingeniosas y su mote inmortal: "El Emperador". Los jugadores comunes también jugaban partidas épicas en el Templo Perdido. Observa este ejemplo en el que un jugador terran piensa rápida y creativamente para contrarrestar a un protoss que intentaba colarse en su base para producir unidades:

Pero no dejes que estos videos te hagan creer que todas las partidas del Templo Perdido terminan a los pocos minutos. Cuando ambos jugadores se asientan, las abundantes bases del mapa permiten que se den batallas largas y extensas, como el famoso enfrentamiento entre los jugadores coreanos Chusung y SiR@SoNi, que duró 45 minutos y culminó con el mapa absolutamente desprovisto de recursos. Lamentablemente, muchas de las repeticiones de estas partidas épicas se han perdido con los años. ¡Tendrás que salir a competir y crear las tuyas!

.

El legado duradero del Templo Perdido

A medida que los jugadores descubrieron las estrategias más eficaces y diferentes formas de aprovechar las características asimétricas del Templo Perdido, el mapa sufrió varios cambios. Las versiones para torneos, como Templo Perdido WCG, intentaron corregir algunos problemas de balance posicional (por ejemplo, los tanques de asedio de la base principal superior derecha podían bombardear desde una posición segura la rampa y la expansión natural de la base principal superior izquierda). Incluso hubo una versión desértica del mapa que se usó en algunos torneos de GhemTV en 2002 y 2003 en Corea del Sur.

Con el paso del tiempo, a medida que los jugadores mejoraron el dominio de las peculiaridades del Templo Perdido, la escena competitiva empezó a inclinarse por otros mapas. Su influencia para la creación de mapas, sin embargo, se hace notar hasta el día de hoy. Por ejemplo, los mapas como Pitón le dieron su propia vuelta de tuerca a la fórmula del Templo Perdido (bases principales vecinas separadas por una distancia aérea corta y terceras bases que acercan a los jugadores al centro del mapa) y se convirtieron en favoritos por sus propios méritos. Casi todos los mapas competitivos que aparecieron después del Templo Perdido han copiado sus expansiones naturales de fácil acceso y sus opciones de expansión.

Puede que ya no aparezca en los torneos profesionales, pero si inicias sesión en el RPP de StarCraft gratuito verás cientos de salas de espera, tanto 1 vs. 1 como 2 vs. 2, para el Templo Perdido. Casi veinte años después, aún no nos cansamos de este fascinante campo de batalla selvático.

Disfruta del Templo Perdido en alta definición cuando se lance StarCraft: Remastered el 14 de agosto. Hasta entonces, puedes recorrer este mapa clásico de forma gratuita en el RPP de StarCraft.


Lee otros artículos:

Tasteless y Artosis sobre los 19 años de StarCraft (y muchos más por venir)
Los días de rock'n'roll de StarCraft

Seguir actualizaciones

¿Estás listo para sumergirte aún más en el universo de StarCraft?
Visita el sitio de StarCraft II.