Tasteless y Artosis sobre los 19 años de StarCraft (y muchos más por venir)

2/6/2017 | Blizzard Entertainment

Con el lanzamiento de StarCraft: Remastered cada vez más cerca, nadie está más entusiasmado que Nick ‘Tasteless’ Plott y Dan ‘Artosis’ Stemkoski. Nos reunimos con este dúo de relatores conocidos en todo el mundo para averiguar lo que significan para ellos StarCraft y su remasterización en esta época moderna.


¿Podrían contarnos cuál fue el origen de Tasteless y Artosis? ¿Qué los llevó al ámbito competitivo de StarCraft y cómo se conocieron?

Artosis: Comencé a jugar el mismo año que salió StarCraft, pero jugaba poco. Después tuve una fractura grave en el tobillo. En ese entonces estaba muy interesado en los deportes competitivos, y StarCraft ocupó ese lugar porque no pude caminar durante seis meses. Empecé a ir a torneos... y en 2004, decidí que tenía que dedicarme a esto. Me di cuenta de que no me interesaban los otros videojuegos; no había nada que me interesara como StarCraft.

Me la pasaba durmiendo en clase para poder jugar toda la noche con jugadores coreanos. Dejaba de lado mis compromisos con mis amigos y mi familia para seguir practicando y saber más sobre el juego. En ese momento me di cuenta de que tenía que hacerlo.

Tasteless: Yo estaba en la universidad. Estudiaba filosofía y probablemente hubiera seguido un posgrado en esa área, o en derecho o algo así... pero después pensé que tenía que ir a Corea, [donde StarCraft era un esport establecido].

Perdí contra mi hermano, Day[9], en un torneo de 2005, y necesitaban a alguien que relatara la partida. Así que terminé comentando la consagración de mi hermano como campeón de los Estados Unidos. Después me invitaron a Singapur para relatar las finales mundiales, y cada vez tenía más y más oportunidades porque era la única persona que relataba partidas en ese entonces. Más tarde conseguí un trabajo en Corea para relatar Warcraft III y StarCraft. Y ahí conocí a Dan, poco después de llegar.

Cuando Dan y yo comenzamos a trabajar juntos, enseguida nos dimos cuenta de que compartíamos el sentido del humor y la pasión por los juegos de estrategia en tiempo real. Nos pusimos a trabajar en nuestras voces, la pronunciación y esas cosas, y creo que podría decirse que con eso nos destacamos del resto.

Artosis: Tenemos casi la misma edad, los dos nos criamos en lugares aburridos y nos encantaba StarCraft. Nos habíamos visto en otros torneos antes de Corea, así que ya éramos amigos... Además éramos los únicos comentaristas en Corea, éramos conocidos incluso antes de que anunciaran StarCraft II. Parecía obvio que teníamos que trabajar juntos.

¿Podrían contarme cómo vivían antes de que saliera StarCraft II?

Tasteless: Sí, tengo un ejemplo perfecto: la casa de Dan en Corea. Dan era muy pobre. Recuerdo que una vez fui a su casa y tenía un solo plato, así que tuvo que usar la tapa de una olla para que pudiéramos comer un poco de tofu con de salsa de soja.

Artosis: (Se ríe) Creo que después de eso las cosas empezaron a mejorar para mí. De hecho, cuando me mudé a Corea, vivía en una casa de jugadores profesionales, dormía junto a una pila de ropa sucia... y cuando vine aquí tenía tan poco dinero que tenía que saltar los molinetes del subterráneo, porque no podía darme el lujo de gastar esos setenta centavos. Comía tofu porque costaba un dólar. Bajé muchísimo de peso porque no podía comprar comida. En ese entonces apenas sobrevivíamos.

Pero sí, como dijo Nick, cuando me mudé solo, tenía un solo plato y una cuchara-tenedor, dos palillos chinos y creo que una taza... (Se ríe) 

Tasteless: Yo había tenido un buen año laboral y después, de repente, me quedé sin dinero. Básicamente me quedé sin casa, tenía todas mis cosas en bolsas de basura y dormía en la casa de mi amigo, en el piso. Viví así durante mucho tiempo. Ganaba unos 300 dólares por mes o algo así...

Artosis: Y después pasó lo de tu rodilla. No te olvides de esa debacle.

Tasteless: Ah, es verdad, me fracturé la rodilla y no podía pagar la cirugía. Anduve en muletas durante tres meses, viendo qué podía hacer, hasta que pedí dinero prestado y logré operarme... Cuando negociamos el contrato para la primera temporada de la GSL, estaba con muletas.

Artosis: Ahora recuerdo todo eso, todos esos años jugando StarCraft, incluso con los torneos que gané y con los monitores que ganaba y vendía... definitivamente perdí dinero con StarCraft, no hay dudas. Pero lo importante nunca fue el dinero. Aunque ya he hablado sobre esa época mala, no me importaba tener que hacer todo lo que hice. Me alcanzaba con poder vivir StarCraft. Disfrutaba de cada instante.

Tasteless: Nos encanta el juego. Sigue siendo muy importante para nosotros. Ahora Dan y yo vivimos en departamentos grandes y lindos en una ciudad cosmopolita, pudimos viajar por todo el mundo, llevamos una buena vida... pero sí, diría que el 85% de nuestro tiempo con StarCraft tuvimos que luchar para sobrevivir.

No sé si recuerdas esto, Dan. En esa época éramos tan pobres que solo salíamos en noches muy especiales. Si salíamos a tomar algo, lo hacíamos fuera de la tienda, que es legal si uno se sienta en una de esas mesitas de plástico. Pero recuerdo que estábamos tan mal, Dan, que tú no dejabas de decirme que teníamos que ganar dinero de alguna forma. (Se ríe) “Tenemos que ganar dinero”, me decías.

Artosis: (Se ríe) Recuerdo que una de esas noches, en una de nuestras charlas, yo te decía que lo único que quería era, por ejemplo, ir a comer comida india si se me antojaba. Soy vegetariano y es muy difícil comer en Corea. La comida india costaba unos trece dólares y no podía darme ese gusto.

¿Cómo se ubica StarCraft: Remastered en el sistema de los esports?

Artosis: Brood War ya está de regreso. Muchas personas en Corea están súper entusiasmadas y ven videos todo el tiempo, nuestro estudio está llenándose, sigue siendo un juego muy popular... y Remastered va a consolidarlo y ayudarlo a crecer.

Tasteless: No hay razones para que no haya una escena occidental. Y en Corea parece inmortal. Se niega a morir. Lamentablemente, en internet están convencidos de que solo a los coreanos les gusta el juego, y yo no puedo creerlo... Recuerdo que cuando trabajaba en la WCG me dijeron sin rodeos que los únicos a los que podía gustarles StarCraft eran los coreanos. Pero miren lo que pasó, anuncian GSL Code S y explota, es enorme... Tengo confianza en que la salida de StarCraft: Remastered nos dará una gran oportunidad allí también.

Los fans más fieles a veces llegan a decir que StarCraft: Brood War es un juego “perfecto”. ¿Están de acuerdo con eso?

Fenix

Los días de locura y desenfreno de Starcraft

Una retrospectiva del desarrollo

Tasteless: Creo que está muy cerca de la perfección.

Artosis: Creo que los juegos perfectos no existen, pero StarCraft está realmente muy cerca. Es un juego cambiante y en constante evolución, con campeones de todas las razas, que no ha tenido parches en 18 años... es básicamente perfecto, y las pocas fallas menores que tiene de algún modo le dan un toque especial.

Tasteless: La cualidad distintiva de StarCraft es que hasta los mejores jugadores del mundo siguen teniendo VCE inactivos. Todas las partidas son únicas: incluso cuando los jugadores ejecutan las mismas estrategias, terminan con resultados muy diferentes.

Artosis: Es como en una de esas peleas de Dragon Ball Z, donde el rayo de poder avanza y retrocede constantemente, y no se sabe quién va a ganar. Solo hay dos jugadores luchando durante toda la partida.

Tasteless: La verdad es que es el juego más difícil que se haya creado. Es muy, muy difícil hacer todo. Creo que esa es una de las razones que fascina a los coreanos. En Corea todos jugaban en cibercafés, por eso saben muy bien lo difícil que es. Uno se entusiasma mucho cuando ve que los jugadores profesionales siguen esas estrategias alocadas y engañan a las personas sin dejar de ejecutar las mecánicas a la perfección.

¿Les preocupa que la dificultad aleje a los jugadores casuales?

Artosis: La verdad que no. Todo el mundo juega deportes sin acercarse siquiera al nivel profesional. Que uno no pueda hacer una volcada no significa que no pueda probar un par de lanzamientos al aro. Aunque este sea un juego ridículamente difícil de dominar, siempre se puede encontrar a alguien del mismo nivel para jugar, y seguirá siendo divertido, aunque uno no sea Michael Jordan ni Flash.

p>Es difícil ser el mejor en cualquier juego competitivo. ¿Creen que Brood War es más difícil que otros juegos multijugador, o su dificultad es más evidente?

Artosis: Sí, supongo que otros juegos se parecen más a los bolos; se puede lanzar una bola y derribar algunos pinos y uno cree que está en un nivel decente. Pero StarCraft es más parecido a la arquería o algún deporte por el estilo. Si uno no acierta al blanco, es porque es pésimo. Las mecánicas son fundamentales. Definitivamente creo que los jugadores son más conscientes de cuán malos son Brood War que en otros juegos, aunque sean malos en los dos.

¿Por qué creen que tantos jugadores profesionales de StarCraft empezaron a jugar al póquer profesionalmente? A primera vista, los juegos no parecen tener mucho en común.

Artosis: Bueno, comparten algunos elementos: uno oculta su jugada al adversario y ese tipo de cosas, pero creo hay un elemento mucho más relevante. Si uno es bueno en StarCraft, es bueno en cualquier cosa.

¿Qué le dirían a alguien a quien la dificultad de StarCraft: Remastered lo intimida?

Artosis: Es tan satisfactorio cuando uno empieza a hacer las cosas bien en StarCraft... Se tiene esta sensación maravillosa de haber logrado algo. Sí, puede parecer intimidante, ¡pero vale la pena intentarlo! No en vano este juego lleva tanto tiempo activo, y no desaparecerá.

Tasteless: Cuando iba a la universidad, tenía dos compañeros de cuarto que me veían jugar StarCraft, y con el tiempo empezaron a decirme que querían aprender a jugar porque parecía genial. Así que se pusieron a jugar entre ellos. Había uno que no podía controlar todo: siempre tenía tres mil minerales, ocupaba dos bases y mejoraba sus Portanaves u otra cosa. El otro se gastaba los recursos, pero no tenía la más mínima idea de lo que tenía que hacer ni por qué. Yo siempre los miraba jugar, y la verdad es que fueron algunas de las partidas más entretenidas que vi en mi vida.

Creo que lo que despertó tanta pasión en Corea fue eso: ver a jugadores de distintos niveles en cibercafés y después en la televisión. Es que... (ruido de frustración) No hace falta ser el mejor. Uno puede disfrutar igual. Si voy a un bar a jugar al billar con Dan, no pienso que el juego es una basura porque de vez en cuando no le pego a la bola.

Creo que esto es un problema en la cultura de los jugadores de hoy en día: todos quieren ser profesionales y todos quieren algo que los destaque y los haga especiales.  Creo que esas personas olvidaron por qué jugamos. Jugamos para aprender y para divertirnos.

Es como decir que uno no quiere hacer ejercicio porque nunca tendrá los músculos de Arnold Schwarzenegger.

No. Hay que usar el cuerpo. Hay que usar el cerebro. Hay que jugar StarCraft. Te hará sentir mejor.


Más información:

Detrás de escena de StarCraft: Remastered
Remasterización de los diseños de StarCraft: Comparación visual

Seguir actualizaciones

¿Estás listo para sumergirte aún más en el universo de StarCraft?
Visita el sitio de StarCraft II.