Presentación del mapa: el Templo perdido

21/7/2017 | Blizzard Entertainment

El Templo perdido ha sido hallado. ¿Seréis capaces de destruir a vuestros oponentes y haceros con su control?

Si jugasteis al modo multijugador en StarCraft o StarCraft: Brood War en su día, lo más probable es que os pasarais largas horas en un mapa con jungla de cuatro bases que tenía expansiones insulares por las esquinas. Y si seguisteis partidas competitivas entre el 1999 y el 2004 también es muy probable que dedicarais muchas horas viendo a los mejores jugadores del mundo gastar el terreno de ese mismo mapa a su favor. Ahora, con StarCraft: Remastered, cuyo lanzamiento está previsto para el 14 de agosto, el Templo perdido va a regresar. Seguid leyendo para descubrir la historia de uno de los mapas de StarCraft más famosos del mundo: abordaremos su creación, cómo ganó popularidad y la influencia que ha tenido en la nueva generación de desarrolladores de mapas.

Cómo se hizo el legendario campo de batalla

Los mapas iniciales de StarCraft, como ocurre con el resto del juego, se desarrollaron atendiendo a un calendario apretado hace casi 20 años. Cuando le preguntamos sobre el desarrollo de Templo perdido, el Diseñador principal Scott Mercer se toma un tiempo para pensar bien la respuesta.

«Estamos hablando de hace unos 20 años», comenta. «Tengo como un batiburrillo de recuerdos».

Mercer recuerda varios objetivos de diseño que intervinieron en el desarrollo del Templo perdido, así como en el resto de los mapas originales. El equipo quería crear campos de batalla que permitieran múltiples estrategias, fueran únicos, ofrecieran oportunidades para la maestría y que fueran fieles a las tres razas, sin que la gran calidad artística se viera comprometida.

De entre los mapas originales, Templo perdido es, posiblemente, el que más se ha acercado a esos objetivos. Sin embargo, Mercer nunca se hubiera imaginado que Templo perdido tendría un éxito tan abrumador. De hecho, el mapa es un microcosmos del propio StarCraft: un producto hecho con esfuerzo que cobró vida por su propio mérito.

¿Porque Templo perdido es tan famoso? Sus bases naturales de fácil acceso (las expansiones más cercanas a las bases desde donde comienzan los jugadores) ayudan a los contendientes a reforzar sus economías y a llegar a la emocionante fase de mitad de partida con unidades de sobra. Las terceras bases solo de minerales guían a los jugadores hasta el centro del mapa donde se encuentran con sus rivales. Las expansiones insulares invitan a las jugarretas de final de partida, mientras que las abundantes elevaciones obligan a los más estrategas a sacar a los defensores de terreno elevado.

«Creo que de lo que más se acuerda la gente es del centro del mapa», dice el diseñador jefe Matt Morris, que estaba en el equipo de certificación de calidad de Blizzard durante el desarrollo de StarCraft. «Tiene apariencia de templo alienígena, que roza esa fantasía de guerra galáctica... el mapa conduce a los jugadores a través del centro, con lo cual se les recuerda de forma visual que juegan en un mundo alienígena al tiempo que participan de estupendos momentos de experiencia de juego».

Morris también destaca el hecho de que las expansiones insulares «ocultas» de Templo perdido ofrezcan opciones estratégicas a los jugadores. «Puedes lanzarte a por ellos, o estar pendiente de que ellos no hagan lo mismo, lo que te obliga a explorar y vigilar».

Pero tal vez la parte más interesante de Templo perdido sea la proximidad (por aire) de sus bases parejas del sur y del norte. Y es aquí, en estas tan «cercanas posiciones» donde se han producido algunas de las jugadas más flipantes del Brood War competitivo inicial.

Partidas épicas en un mundo muy lejano

Hay una repetición legendaria de una partida en la que Lim 'BoxeR' Yo Hwan se enfrentaba a un jugador desconocido en la parte sur del Templo perdido. BoxeR construyó cuatro barracones tempranos a lo largo del límite de su base. Y lo que pasó a continuación... bueno, mejor que lo veáis vosotros mismos:

Introducir cuatro estructuras de producción en la base del enemigo y no dejar de producir unidades es la clase de idea descabellada que le concedió a BoxeR muchas victorias ingeniosas y el eterno sobrenombre de «El emperador». Pero los jugadores de a pie también protagonizaron partidas épicas en Templo perdido. Observad este ejemplo, en el que un jugador terran vuelve las tornas en un avance externo protoss utilizando la agilidad mental y la creatividad:

Que estos vídeos no os hagan pensar que todas las partidas de Templo perdido terminan a los pocos minutos de empezar. Cuando los dos jugadores se estabilizan, las cuantiosas bases del mapa dan pie a largos y apacibles conflictos, como la conocida partida entre los coreanos Chusung y SiR@SoNi que duró 45 minutos y que terminó dejando sin minerales al mapa entero. Por desgracia, muchas de las repeticiones de estas partidas tan épicas se han perdido con el paso de los años. ¡Os va a tocar salir ahí fuera y crear las vuestras!

El legado duradero de Templo perdido

Dado que los jugadores descubrieron las estrategias más efectivas y explotaron las características asimétricas del Templo perdido, el mapa sufrió varios cambios. Las versiones de torneo como el Templo perdido de WCG trataron de abordar desajustes de posicionamiento (como, por ejemplo, la capacidad de los tanques de asedio en la base principal superior derecha de bombardear la rampa y que la base natural principal superior izquierda quedara sin marcar). Se realizó incluso una versión desértica del mapa que se utilizó en los torneos de GhemTV en Corea del Sur en 2002 y 2003.

Al final, como los jugadores se volvían mejores a la hora de explotar sus tácticas de juego, Templo perdido empezó a perder popularidad en la ámbito competitivo. Sin embargo, sigue siendo una influencia en el desarrollo de mapas actual. Mapas como Python, que se volvieron muy queridos, se inspiran en la fórmula de Templo perdido: posicionando en la cercanía bases principales que se distancien poco por aire, y terceras bases que conduzcan a los jugadores hacia el centro del mapa. Casi todos los mapas competitivos que siguieron a Templo perdido copiaron la accesibilidad de sus bases naturales y el despliegue de opciones de expansión.

Aunque los torneos profesionales ya no lo ofrezcan, podéis entrar en el RPP de StarCraft gratis y acceder a un sinfín de salas de 1 vs. 1 y 2 vs. 2 en Templo perdido. Aproximadamente 20 años después, seguimos sin tener suficiente de este campo de batalla selvático tan intrigante.

¡Echadle un vistazo a Templo perdido en full HD cuando llegue el lanzamiento de StarCraft: Remastered el 14 de agosto! Hasta entonces, podéis disfrutar del clásico mapa de forma gratuita en:el RPP de StarCraft.


Más información:

¡Tasteless y Artosis, sobre los 19 años de StarCraft (y sumando)!
Días de rock and roll en StarCraft.

Recibir noticias

¿Quieres adentrarte aún más en el universo StarCraft?
Echa un vistazo al sitio web de StarCraft II.